Quitar Gotele

4.2 (84%) 5 votes

Quitar el gotelé: Todo lo que necesitas saber: Precios, presupuestos, como quitarlo, etc.

Pasa el tiempo, cambian las modas y también las tendencias de decoración de interiores. ¿Te has cansado del gotelé de las paredes de tu casa?

¿Quizás se vea deslucido? ¿Se desprende? ¿Es imposible de limpiar?

Si ya te has decidido a quitar el gotelé, seguramente tengas muchas interrogantes: ¿es mejor eliminar el gotelé o cubrirlo? ¿Puedo hacerlo solo o debo contratar a un profesional? ¿Qué tan difícil es quitar el gotelé? ¿Hay productos específicos para alisar las paredes?

Tranquilo, vamos a contestar todas esas preguntas para que encuentres el modo más efectivo y fácil de quitar el gotelé.

1 ¿Qué es el gotelé?

El gotelé es una técnica decorativa para paredes de acabado texturado o grumoso que estuvo muy de moda en las décadas pasadas. Una de sus ventajas es que permitía restaurar una pared deteriorada de una forma sencilla, con un resultado bonito y decorativo.

La técnica de gotelé consiste en esparcir el material sobre la pared de forma manual o con una máquina proyectora, de forma de salpicar gotas o grumos sobre la pared.

El material usado para el gotelé es muy variado. El más común es pintura al temple con pastas densificantes. También puede ser mortero, yeso o pinturas preparadas especialmente para gotelé.

Gotelé es una palabra proveniente del francés, gouttelette, que significa “pequeña gota de un líquido”. Se le llama así por la apariencia de gotitas en la pared de la técnica decorativa.

En español, la técnica es llamada “gotelé”. En algunos países, también se la conoce como valé.

2 ¿Por qué quitar el gotelé?

Hay muchas razones para quitar el gotelé. Es posible que la principal sea que esta es una decoración pasada de moda.

Probablemente la segunda razón para deshacerse del gotelé es que dadas sus características es muy difícil de renovar, pues es muy difícil de pintar e imposible de empapelar.

Otra razón para deshacerse del gotelé suele ser su dificultad para limpiarlo. El polvo, que se acumula en las rugosidades y se resiste a la aspiradora y al plumero, suele ser un grave problema de higiene y de estética.

Cuando se necesita hacer una reparación en la pared, el gotelé ya no quedará uniforme. Es posible que en una pared vieja con gotelé haya sectores lisos en donde se ha necesitado cubrir una grieta u otro defecto de la pared.

Estas irregularidades, crean un efecto de luces y sombras que no es uniforme y arruina su efecto decorativo.

Una pared lisa es además más elegante y tiene muchas más posibilidades para hacer en ella una decoración final.

Por ejemplo, se puede revestir con otros materiales (láminas de madera, vinilos, papel pintado) o darle un acabado decorativo (pátinas de pintura, estucado, etc.).

 

3 ¿Cómo quitar el gotelé?

Hay muchas formas de quitar el gotelé que varían dependiendo de varios factores, como el tipo de gotelé existente, el estado de la pared que recubre y el presupuesto disponible, entre otros.

 

Quitar el gotelé de una pared

Si el gotelé está adherido a la pared, el método más común es el de eliminar el texturado de forma manual o con máquinas. Una de las opciones es utilizar una lijadora convencional, aunque este método tiene algunas desventajas, como veremos más adelante.

Pero para quitar el gotelé existen máquinas especializadas, las que además de simplificar mucho el proceso no desprenden partículas demasiado pequeñas, lo cual ayuda a realizar un trabajo más sencillo y más limpio.

Gotelé duro o revestimiento

Para quitar un gotelé demasiado duro o el gotelé de un revestimiento se suele usar el método de camuflaje que consiste en recubrir el texturado con pasta.

Otra de las opciones para quitar el gotelé duro de una pared es utilizar placas de yeso para revestir la pared.

 

4 Solución de problemas al quitar el gotelé

Es muy común que al comenzar a quitar el gotelé de las paredes o el techo surjan problemas.

Una de las cosas que debemos tener en cuenta antes de comenzar es que es muy probable que el gotelé se haya hecho para simplificar el trabajo de restauración de la pared.

Por eso conviene siempre tener una idea aproximada de lo que vamos a encontrar debajo del gotelé.

Si no tenemos esta información, es decir, si no tenemos ni idea del estado en la que se encuentra la pared, debemos estar prevenidos y tener a mano los planes de emergencia para lograr el objetivo sin demasiados quebraderos de cabeza.

Grano demasiado duro

Si la pared ha sido pintada con una pintura plástica, raspar el gotelé será mucho más engorroso. Hay que tener en cuenta también cuántas veces se ha pintado la pared.

Si además de ser una superficie plástica el muro tiene varias capas de pintura, te será muy difícil quitar el gotelé con el método de raspado. Una buena idea para facilitar el trabajo sin dañar las paredes es usar un decapante para pintura plástica.

Si al promediar el trabajo consideras que es imposible quitar completamente el material, entonces lo que puedes hacer es lijar la superficie y luego cubrir el resto con pasta o yeso.

 

Gotelé imposible de quitar

Algunos tipos de gotelé son muy difíciles e incluso imposibles de quitar.

Una de las razones de ello es que no se trata de gotelé, sino de gunitado o proyectado (build-up), que consiste en proyectar hormigón sobre la pared. Esta es una técnica muy usada en edificios viejos, pues le otorga a la pared una gran resistencia e impermeabilidad.

Las mejores soluciones para quitar el gunitado suelen ser las técnicas de camuflaje de gotelé, ya sea volver a revocar, recubrir la pared con pasta o utilizar un recubrimiento de yeso.

 

Marcas en las paredes tras el raspado

Es posible que al terminar de eliminar el gotelé queden marcas en las paredes. También es posible que hayan surgido imperfecciones que estaban debajo del revestimiento y que deberás reparar.

En este caso puedes aplicar una pasta sobre las imperfecciones utilizando una espátula. Los productos más comunes para hacer este trabajo son masilla para paredes (enduido) o yeso en pasta.

 

Encontrar grietas o imperfecciones en la pared

Recuerda que esta técnica se ha utilizado en gran medida por su capacidad para disimular las imperfecciones en las paredes. Por ese motivo, es altamente probable que las encuentres.

La pregunta es ¿qué tan grave es la grieta o la imperfección?

Si la grieta es pequeña, puedes solucionar el problema cubriéndola con pasta como hemos mencionado en el ítem anterior. Si la grieta o agujero es grande, entonces te será necesario volver a revocar la pared.

 

Descubrir un recubrimiento de yeso

No está descartado que al quitar el gotelé te encuentres con que el material no está cubriendo la pared, sino un recubrimiento de yeso.

En este caso, debes tener en cuenta que algunos productos que puedas haber considerado usar, como un removedor, pueden arruinar la placa de yeso. Esto es especialmente importante si tienes un presupuesto ajustado, pues si se arruinan las placas, deberás hacer un trabajo estructural importante antes de volver a pintar.

5 Métodos de raspado para eliminar el gotelé

El método de raspado solo es eficaz si el gotelé es de grano fino y hecho de pintura al temple. Si el gotelé contiene yeso o mortero será muy difícil de quitar con este método y quizás lo mejor sea recubrir el texturado con alguna de las técnicas de camuflaje.

Básicamente, hay dos formas en las que puedes aplicar el método de raspado: manual o con máquinas (métodos de lijado).

Si te decides a quitar el gotelé a mano, puedes humedecer antes la pared con agua tibia, lo que te ayudará a que el material salga con más facilidad.

También hay removedores que te ayudarán a hacer este trabajo. Si el gotelé es de yeso, utiliza un removedor para separar el yeso. La desventaja de este método es que suele ser muy caro, pues necesitarás una gran cantidad de este producto que no es nada económico.

Otra opción es mojar la pared con agua caliente y un producto removedor de pintura al temple para facilitar el despegue de la gota.

 

Procedimiento:

1- Moja la pared con el producto elegido para facilitar el desprendimiento del material. Para ello, utiliza una botella en spray, extiende el producto sobre la pared y espera 5 minutos antes de comenzar a raspar.

2- Utiliza una espátula o un raspador para quitar el gotelé, en un ángulo aproximado de 30 grados. Ve desprendiendo de a poco el material, comenzando desde abajo.

3- Una vez que la pared esté libre del material y completamente seca, líjala con una lijadora y un disco de grano 80 para eliminar las asperezas, limpia la pared y vuélvela a lijar con una lija de grano fino.

 

6 Métodos de lijado para eliminar el gotelé

La mejor opción para quitar el gotelé, sin duda, es utilizar una máquina que realiza el trabajo. Para ello, será necesario contratar a una empresa o a un profesional, los que cuentan con estas herramientas específicas para quitar gotelé.

Otra de las opciones es utilizar una lijadora manual. Este método tiene sin embargo algunas desventajas.

La primera de ellas es que es posible que una lijadora común no tenga la potencia necesaria para quitar el gotelé de una pared, especialmente si es de grano grueso y contiene mortero, arena, yeso u otro material demasiado duro (por ejemplo, hormigón).

Otra de las desventajas de la lijadora manual es que causa un gran caos de fragmentos de pintura texturizada que vuelan hacia todas partes y que serán muy difíciles de limpiar.

Además, muchas pinturas sintéticas contienen productos muy tóxicos, como el amianto, los que se dispersan en el aire. Por supuesto, para hacer el trabajo siempre se debe utilizar la protección adecuada, pero de todas formas no conviene asumir este riesgo.

 

7 Cómo camuflar el gotelé

Una buena opción para camuflar el gotelé es cubrir toda la pared con paneles. Los tipos de panel más utilizados son los de yeso, aunque hay diversas opciones para realizar este trabajo, como puede ser las láminas de madera, aglomerados, lambriz u otros revestimientos decorativos.

Para hacer este trabajo, primero necesitas nivelar la pared en referencia a las partes más altas del texturado.

Generalmente se rellena la parte inferior y superior de la pared con material, en donde se ajustarán luego los paneles. También puedes colocar una estructura de madera que actuará de soporte al revestimiento.

8 Cómo recubrir el gotelé

Si optas por recubrir el gotelé puedes utilizar masilla, pero hay una pasta específica llamada “pasta cubregotelé” que se aplica con un rodillo y se alisa con una llana. Esto te facilitará el trabajo y te permitirá que la pared quede nivelada y pareja.

Si optas por usar masilla o algún otro material, deberás aplicarlo con una espátula, lo cual suele ser un procedimiento largo y tedioso.

Otra de las opciones es nivelar la pared, tal como hemos visto en el ítem anterior, luego aplicar yeso y alisar la pared con una regla, utilizando como guías los niveles hechos en el suelo y el techo.

El procedimiento más sencillo es el de aplicar la pasta cubregotelé con rodillo. Sin embargo, este método te servirá si el gotelé es de grano fino.

Procedimiento:

1- Raspa la pared con una espátula para eliminar el material que se desprende fácilmente.

2- Carga el rodillo con el producto y espárcelo de forma uniforme por toda la pared. Te será más fácil si lo haces dividiendo la pared en sectores pequeños.

3- Alisa la pared con una espátula ancha o con una llana antes de que se seque el producto, no más de 40 minutos después de su aplicación.

4- Espera unas horas hasta que la pared se haya secado y líjala. Si es necesario, aplica una segunda mano de pasta para alisar completamente la pared.

 

9 Restaurar la pared luego de quitar el gotelé

Una vez que hayas quitado el gotelé, necesitarás dejar la pared en buenas condiciones para pintar.

Si has raspado el gotelé, el primer trabajo es limpiar el polvo que pueda haber quedado adherido en la superficie.

Si has revestido el texturado, el primer trabajo debe ser desengrasar la pared con agua y detergente con unas gotas de amoníaco o vinagre. Luego enjuaga la superficie con agua tibia y aplica una capa de impresión universal.

 

10 Consejos de seguridad al eliminar el gotelé

Si has optado por el método de raspado para quitar el gotelé, necesitarás tomar varias precauciones. Antes que nada, debes contar con el equipo de protección adecuado: gafas, tapabocas y guantes.

Es necesario que vayas limpiando el área donde trabajas, colocando la pintura que retires en una bolsa sellada. Si la dejas en el piso por mucho tiempo, será muy difícil de quitar.

Si utilizas una lijadora o máquina para el raspado de la pared debes tener en cuenta los consejos básicos de seguridad para el uso de ese tipo de herramientas. Bajo ningún concepto puedes hacer este trabajo sin protección en los ojos, en la nariz y en la boca.

 

11 ¿Debo contratar una empresa para quitar el gotelé?

Una empresa de reformas o un profesional pintor son sin duda quienes están mejor calificados para hacer un trabajo de este tipo.

Teniendo en cuenta que es un trabajo que siempre resulta más complicado de lo que parece, es lógico entonces dejarlo en manos de un experto que sabe lo que hace y que siempre obtendrá un mejor resultado que el que podemos obtener de forma casera.

Por todos esos procesos que implican eliminar una pared de gotelé y por los problemas que suelen surgir sobre la marcha, debes plantearte la posibilidad de que en última instancia contratar un profesional puede ahorrarte mucho tiempo, esfuerzo y también dinero.

 

12 Cuánto cuesta quitar el gotelé

Si te has planteado contratar a una empresa o profesional para que quite el gotelé de las paredes de tu casa, querrás conocer qué presupuestos se manejan para este tipo de trabajo.

Para estimar un presupuesto de gotelé, sin embargo, debes tener cierta información que te será necesario darle al contratista o a la empresa que hayas elegido. De lo contrario, el o los profesionales querrán echar un vistazo y eso te costará dinero.

Lo primero que debes saber es de qué material está hecho el gotelé, también si está pintado encima con pintura al temple o con pintura plástica. La pintura al temple es más fácil de quitar y por lo tanto abaratará el trabajo.

Otro factor determinante del presupuesto es el estado de la pared. Si hay humedad, zonas huecas o grietas.

Por último, el presupuesto variará si la vivienda está vacía o amueblada. Ten en cuenta que si no puedes quitar todos los muebles saldrá más caro el trabajo de restauración.

Como regla general, ten en cuenta que el coste es proporcional al tiempo que se invierta en realizar el trabajo y en el tratamiento previo necesario.

 

Presupuesto para quitar el gotelé

Pared con pintura al temple… Desde 15€ en adelante por m2

Pared con pintura plástica… Desde 18€ en adelante por m2

Precios por metros ejemplos para pisos aunque puede variar mucho si tiene muebles o no, si luego hay que pintar, etc. Tabla de precios:

60 metros …. 900€

70 metros ….. 1.050€

80 metros …. 1.200€

90 metros …. 1.350€

180 metros …. 2.100€

Estos precios pueden variar en base a la calidad, al grado de acabado que se desee lograr y al de la pintura que se aplique luego de quitar el gotelé.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *